Australia

En los preámbulos de la Segunda Guerra Mundial, en septiembre de 1939, una aristócrata inglesa, Lady Sarah Ashley (Nicole Kidman ) viaja al lejano continente para encontrarse con su marido y vender una extensa propiedad ganadera del tamaño de Bélgica llamada Faraday Downs. Al llegar al desolado lugar ubicado en las cercanías de puerto Darwin, encuentra a su esposo muerto aparentemente por algún aborigén en unas ciénagas. El supuesto asesino que aparece como culpable es un aborigén llamado King George.

La propiedad está administrada por Fletcher (David Wenham ), una especie de capataz que además ha concebido un hijo con una aborigén, llamado Nullah (Brandon Walters) el cual ya tiene 14 años y es quien el que abre la historia en forma retrospectiva al inicio del film. Nullah es parte de las llamadas generaciones perdidas australianas (mezcla de blanco con aborigén).

Fletcher abusa de su autoridad con los aborigenes a quienes desprecia y considera sub-humanos y Lady Ashley lo despide por sus reiterados abusos y principalmente por traspasar ganado a King Carney, un hacendado antagonista de la región y que tiene la hegemonía económica del norte australiano. Fletcher se retira y junto a él, todos sus hombres, dejando la hacienda sin hombres para arrear miles de cabezas de ganado que estan dispersas en las praderas. Solo queda un contador, un hombre dado a la bebida llamado Kipling Flynn.

Afortunadamente Lady Ashley conoce a un aguerrido capataz llamado Drover(Hugh Jackman), un hombre muy al estilo del machismo del ambiente australiano al que se une para salvar la tierra que ha heredado. Droover es una especie de arquetipo de Cocodrilo Dundee. Nullah pone la nota dulce en la historia al conquistar el corazón da la alguna vez aristocrática Lady Ashley.

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar